El Senado debate hoy educación a distancia y la nueva ley de Alquileres

En su tercera sesión virtual tratará a partir de las 14 los proyectos de educación a distancia para menores de 18 años, que ya fue aprobado en Diputados, y la regulación sobre los contratos de alquiler.

El Senado sesionará hoy para tratar los proyectos de educación a distancia y la nueva normativa sobre los contratos de alquiler, en su tercer encuentro que se realizará de manera remota por videoconferencia, como consecuencia del aislamiento social y obligatorio decretado por el Ejecutivo para evitar la propagación del coronavirus.

El proyecto que permite la educación a distancia ya cuenta con la media sanción de la Cámara de Diputados y ayer obtuvo dictamen en la Comisión de Educación de la Cámara baja, por lo que se espera que hoy sea convertido en ley.

Según informa la agencia estatal Télam, la iniciativa amplía el artículo 109 de la Ley de Educación para permitir el aprendizaje a distancia para menores de 18 años -ya que solo se habilitaba a los adultos y escuelas rurales- cuando existan razones excepcionales en las que no se pueda realizar el ciclo lectivo en forma presencial.

El proyecto que regula los alquileres también cuenta con dictamen de comisión y fue incluido en el temario que discutirán de manera virtual los senadores y las senadoras a partir de las 14, que será conducido por la vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner.

La nueva normativa para alquilar inmuebles extiende la duración del plazo de locación de dos a tres años y establece un mecanismo de actualización anual de los montos en base a una combinación entre el índice de inflación y el de salarios (Ripte).

Los legisladores tratarán -además- doce decretos de necesidad y urgencia dictados por el Poder Ejecutivo para mitigar las consecuencias de la crisis sanitaria y económica que provocó la pandemia del coronavirus.

Entre la docena de decretos que firmó Alberto Fernández se encuentra el 457/20, que modifica el Presupuesto y suspende por este año la limitación que tiene el jefe de Gabinete para reformular las partidas presupuestarias, una medida que se tomó de manera excepcional por el contexto y que fue fuertemente cuestionada por la oposición.