La UTE se une al reclamo de Ademys y pide la suspensión de las clases presenciales al Gobierno porteño

El gremio docente se abroquela y le exige a Rodríguez Larreta que tome medidas por el aumento de casos y la posible saturación del sistema de salud de la Ciudad.

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) le exigió al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que “ante el previsible colapso de los hospitales y sanatorios porteños”, disponga la “suspensión temporal de las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires”.

A través de un comunicado, el sindicato docente advirtió la necesidad de “restringir la circulación y regresar a la modalidad de teletrabajo en todas las actividades en las que la presencialidad no sea imprescindible”.

UTE Además reclamó que se haga efectiva la “entrega de alimentos nutritivos para los estudiantes e inscriptos sin vacantes; conectividad y dispositivos para garantizar la continuidad pedagógica; asistencia económica a las familias que vean afectados sus ingresos por las restricciones en la circulación y testeos y vacunación masiva”.

El reclamo de UTE no es el único que realizó el gremio docente. Ademys, por su parte, también había exigido la “suspensión de clases presenciales y otras actividades no esenciales” ante el “brutal incremento de casos, colapso del sistema de salud, suba de contagios en niñes de 0 a 10 años, colapso del transporte público”. Desde ese espacio convocaron a un paro para este miércoles 14 de abril, según informa Nueva Ciudad.

Del otro lado del Riachuelo y la General Paz los sindicatos docentes bonaerenses y nacionales de gestión pública y privada también alertaron en las últimas horas sobre una suba “exponencial de contagios” por coronavirus en la comunidad educativa y pidieron a las autoridades la adopción de “medidas restrictivas”; además denunciaron el incumplimiento de los protocolos en las escuelas e intimaciones a los maestros.

El Frente Unificado Docente Bonaerense (FUDB), que integran entre otros sindicatos FEB, SUTEBA y técnicos de AMET, pidió a la Nación y la Provincia que tomen “medidas restrictivas” en escuelas y en el transporte público. Algunos (FEB y Udocba), incluso, se expresaron por la vuelta a la virtualidad.