El instituto Gamaleya aprobó el primer lote de Sputnik V producido en Argentina

Se trata de 140.625 dosis del componente 1 producido en el país por el laboratorio Richmond. 

“Hace unos instantes el Instituto Gamaleya nos dio la aprobación del primer lote industrial fabricado por Laboratorios Richmond para ser usado en nuestro país”, comunicó este jueves Marcelo Figueiras, el CEO del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

Además de este primer lote de 140.625 dosis del componente 1, hasta el momento ya se produjeron 1,3 millones de dosis del componente 1 y 1.010.000 del componente 2, que irán aprobándose en los próximos días.

El acuerdo fue dado a conocer mediante una videoconferencia de Figueiras con el presidente de la nación, Alberto Fernández. El mismo agradeció y remarcó que se trata de “un avance infinito porque es muy importante que en un tiempo como el que vive el mundo en la Argentina estemos produciendo una vacuna de la calidad de la Sputnik V”.

“Nos llena de orgullo. Y más allá de lo que podamos ayudar nosotros desde el Estado el mérito es tuyo, que invertiste para que la Argentina esté en condiciones de producir lo que está produciendo y de suministrar las vacunas que tanto necesitamos. Es un enorme orgullo que un laboratorio argentino tenga la capacidad tecnológica como para desarrollar un producto tan cuidado y tan especial como una vacuna de la naturaleza de la vacuna contra el Covid-19”, agregó.

Además, dejó en claro que esto es “un paso importantísimo y lo ha hecho una empresa privada, el Estado ha ayudado en lo que estuvo a su alcance, pero el mérito central es de la actividad privada, que apostó en tecnología, que puso toda la tecnología necesaria para producir esto”.

Figuerias, además, agradeció “a todos los que colaboraron con este proceso para poder llegar en tan poco tiempo a cumplir con este desafío, a la Presidencia, a los ministerios de Salud, de Economía y de Desarrollo Productivo, y a la ANMAT, que nos apoyó y nos guió, a nuestros colegas de la industria farmacéutica, especialmente a MR Pharma, y a tantas compañías de la Argentina y del exterior que nos han ayudado, y especialmente a nuestros científicos, médicos, técnicos, profesionales que dieron todo y lo seguirán dando”.